jueves, 19 de febrero de 2009

Compromiso

Pensando en San Valentín se me ocurrió observar a los jóvenes y caí en la enorme diferencia con mi época.
Cuando era yo la adolescente, no existía esto de San Valentín, de hecho insisto que es meramente comercial, pero a una le gustaba un chico, esto llevaba su tiempo, asaltos (no los tristes robos de hoy sino reuniones donde todos llevábamos algo para compartir) varios bailes de por medio hasta que el susodicho nos decía algo. Salidas que consistían en caminatas, o una confitería, todo con horario. Pasado un tiempo muchos decidían pasar por una joyería a comprar las alianzas de plata. ¿Lo recuerdan? Uy ¡qué emoción llevar el anillo de la persona que nos hacía saltar el corazón! En algunos casos como el mío terminamos casados, en otros, un anillo para guardar cuando la separación era en buenos términos de lo contrario se le devolvía hasta la última carta a la otra parte.
Hoy eso al parecer es pura historia, me detuve a mirar manos y no en ninguna una de esas alianzas de plata, cantidad de anillos, eso sí, pero lo que antes llamábamos compromiso o primer compromiso, hoy ya no existe. Los chicos hoy comparten otras cosas, van a bailar por separado en muchos casos, no todos, pero sí es algo normal para ellos, alegando "a mi novia/o no le gusta entonces voy con mi grupo"
La verdad no me atrevo a decir que época es mejor porque ellos no vivieron la mía, pero yo si tengo que elegir que viví una y veo en mis hijos la actual ¡me quedo con la de antes! ¡Me gusta el compromiso! compartir un anillo con otra persona, aunque para muchos no sea nada, pero siento que algo nos une en lo material, es como decir, "tiene anillo, tiene compromiso"