lunes, 9 de febrero de 2009

Convivencia


¡Gracias Nora por este obsequio! lástima que no se`pueden ver las chispitas sobre la imagen. Convivencia, ¡qué palabra para muchos complicada! ¿Es difícil convivir? pues claro que sí. Dos personas, dos vidas, costumbres arrastradas y en un momento la decisión de compartir y para esto es fusionar el enorme bagaje de cosas que cada uno trae consigo para lograr una buena y armónica "convivencia" ¿Existen claves?, estoy convencida que sí, la clave más importante es no caer en la rutina y ¡cómo se hace!, eso ya depende de uno.
La convivencia es hermosa porque somos una especie que necesita del otro y si esto se plantea desde un principio como algo que hay que alimentar a diario y asumir que estamos con la persona elegida por nosotros mismo, será un éxito.
¿Por qué abordo este tema? simplemente para compartir con ustedes que un 9 de febrero del año 1984 y el 11, ante Dios, decidí unir mi vida a alguien a quien volvería a elegir y es porque priorizamos nuestro amor por sobre cualquier otra cosa y por ninguna causa dejamos que la rutina nos invada, que llegamos, gracias a Dios, a nuestras ¡Bodas de Plata! 25 años de mucho, mucho amor por sobre todo obstáculo en el camino.