domingo, 17 de agosto de 2008

Las Palabras

¿Alguna vez te detuviste a pensar sobre las palabras? Al bebé, le enseñamos a decir papá, mamá, por nosotros mismos, o sea, para escuchar que nos llamen así y vamos agregando a ese vocabulario, ellos escuchan y repiten y ese aprendizaje es el más fácil porque nadie se da cuenta que enseña y quien recibe aún no comprende que "aprende".
¡Qué maravilla el don de la palabra! una bendición que solo la aprecian quienes está privados de ella y quienes podemos desarrollarla no la valoramos lo suficiente.
El vocabulario es interminable y sin embargo siempre está limitado a los mismos términos. Quizás suene raro, pero ¿nunca se te ocurrió tener a mano un diccionario de sinónimos? si uno intenta utilizarlos ese abanico de palabras irá en aumento y enriqueciéndonos, sólo es cuestión de intentar.
¡Manos a la obra entonces para enriquecer nuestro abanico de palabras!