miércoles, 10 de diciembre de 2008

Ya llegan las Fiestas


Llegó el mes de las fiestas, para muchos uno de esos meses que quisieran saltear por infinidad de motivos y uno de los más importantes son los lugares vacíos.

Todo es más que entendible, pero ¿si tratamos con todas las ganas y muchísimo esfuerzo de revertir esa tristeza? ¡Se puede! es difícil en el caso de las ausencias, pero hay que pensar en los que quedan, en la vida, en compartir, en vivir la ilusión de un mes mágico.

Sólo intento que a través de estas líneas podamos recapacitar y poner en nuestra balanza imaginaria las prioridades, en todos los casos se, que serán mayores las que nos aten a los que nos rodean.

Armemos algo diferente, si no tenés ganas de el tradicional árbol ¿por qué no dejar que el espíritu de la Navidad te guíe?

Quien desee contar su propia vivencia, el espacio lo tiene, sólo me envía a mi correo el texto y lo subo tal cual, sería un modo de compartir y entre todos darnos un empujoncito y sostenernos de la mano para que estas fiestas sean realmente distintas y con la esperanza de que el nuevo año nos traiga un poco más de paz, seguridad y armonía en todos los sentidos.

Mimi/Miriam E. Orlando